Escrito por

Guante robótico K-Glove

General Motors y la NASA han hecho público el lanzamiento del primer prototipo de un guante robótico capaz de aumentar la fuerza para sostener objetos. K-Glove supera la fuerza de una mano humana y se perfila como una excelente herramienta que podrá ser controlada fácilmente por un operador.

K-Glove se perfila como el prototipo más reciente de la Estación Espacial Internacional (ISS), un guante robot que tiene la capacidad para sostener con mayor fuerza objetos entre 7 y 9 kilos de presión y reducirlos a un peso ínfimo de 2 y 4 kilos respectivamente. A diferencia de una mano humana, K-Glove ha desarrollado una capacidad de control intuitiva y que puede superar con creces los límites de una persona.

La presentación oficial de K-Glove estuvo bajo la responsabilidad de NASA, quienes ofrecieron mayores detalles sobre las características de este robot de última generación. Los operadores que manejen este guante robótico podrán sostener un objeto con total naturalidad reduciendo el esfuerzo original que conlleva un objeto pesado.

K-Glove cuenta con sensores de presión en la yema de los dedos, lo que permite una mejor agilidad para sostener todo tipo de objetos y piezas. Los tendones sintéticos que se han incluido en el prototipo ejercen una fuerza de agarre que se alimenta de baterías de ión litio desde la zona central ubicada en el antebrazo.

Aunque K-Glove no se encuentra a la venta, General Motors acaba de anunciar que viene desarrollando una segunda versión que será mucho más ligera y podrá reducir el peso original de objetos pesados a una menor cantidad.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos