¿Se pueden hacer milagros con el Photoshop?

Hay caras que ni el photoshop arregla, o sí, la verdad es que se pueden llegar a hacer milagros y con menos riesgo que la cirugía. Si te quieres ver siempre bien en las fotos que cuelgas en tu página o dejas que los amigos de tus amigos vean en Facebook, sigue nuestro consejo.

La idea básica de la estrategia que presentamos es dejar a un lado el color de la imagen, al menos de momento y poner toda la atención en las sombras.

Primero abrimos la imagen del rostro que queremos retocar y escogemos la opción Windows / Documentos / Nueva Ventana, así tenemos dos versiones en pantalla del mismo fichero, pero sólo trabajaremos sobre una de las versiones, la otra es para ir comparando.

Ahora elegimos una ventana, vamos a Canales y cancelamos los canales de rojo y azul, es decir que sólo nos queda el verde, así hacemos que se hagan más visibles la mayoría de las imperfecciones.

En este fichero creamos una nueva capa (te propongo que la llames Retoque), hacemos zoom en la capa inicial de la imagen en verde y empezamos a suavizar el rostro, a la vamos comprobando el resultado final comparándola con la ventana de la imagen inicial, en la que aparecen todos los colores,

Una vez que hemos conseguido el resultado deseado cerramos la capa en verde y vamos a la capa ‘retoque’ donde reducimos la opacidad, por lo general con un 50% es suficiente, pero claro, depende de la imagen.

¿Qué es lo que piensas?