Escrito por

Tom Tom Car Kit, exprime al máximo el GPS de tu iPhone o iPod

Conducir un coche es una de las experiencias más placenteras que podemos tener. Es obvio que si tienen que lidiar con embotellamientos de tránsito todos los días es poco probable que disfruten de estar sentados frente al volante. Sin embargo, cuando podemos viajar por ruta libre y viendo el paisaje es sencillamente fenomenal.

Hace un buen tiempo ya que se pusieron de moda los navegadores GPS. Su misión es simple: ayudar al conductor a seguir el camino correcto y no perderse en territorio desconocido. La popularidad que ha ganado es tal que ahora todos los móviles inteligentes lo integran. El iPhone y sus “hermanos” de la manzana también cuentan con dicha función y muestran pros y contras.

El Tom Tom Car Kit para los dispositivos de Apple es una buena opción para los que quieren sacarle el mayor jugo posible al GPS de sus gadgets. Si bien el iPhone o el iPod Touch pueden utilizarse individualmente con un soporte, lo mejor es añadirle la base que incluye el paquete.

El principal problema de los equipos de la manzana es que sus navegadores satelitales son extremadamente limitados, y resultan poco prácticos cuando tenemos que improvisar nuestra marcha más allá del camino indicado en la pantalla. Sin embargo, el agregado de un chip GPS en la base opcional mejora muchísimo el funcionamiento, y lo hace más potente y preciso.

De todos modos, más allá de la practicidad que pueda presentar por los usuarios de iPhone o iPod Touch, el Tom Tom Car Kit es excesivamente caro por las funciones que presenta. Pagar más de 100 euros por los accesorios es prácticamente un despropósito sabiendo que hay GPS mucho más completos a un costo accesible.

Imagen de applesfera

¿Qué es lo que piensas?